Escritura musical en Pentagramas
Por Ricardo Aiello

Las notas

Las notas son los signos que representan los sonidos. Son siete, y representan todos los sonidos que pueden generarse con la voz o con un instrumento. Estos siete signos son conocidos por todo el mundo...

Do Re Mi Fa Sol La Si

Estas siete notas pueden combinarse en forma ascendente (do - re - mi - fa - sol - la - si, por ejemplo) o descendente (si - la - sol - fa - mi - re - do, por ejemplo) formando lo que denominamos escalas.

Pentagramas
Los signos de la música se escriben en cinco líneas paralelas, llamadas pentagrama o pauta. Sus líneas y espacios comienzan a contarse desde abajo, como puede verse en el esquema a la derecha.

Como todas las notas de la escala no pueden caber en las cinco líneas y cuatro espacios del pentagrama, a veces es necesario agregarle líneas adicionales por debajo y encima del mismo. En ellas se colocan las notas de la misma forma que en el pentagrama.

Las figuras

La duración de las notas se representa mediante siete figuras, que están listadas en el cuadro de la izquierda. El cuadro de doble entrada de la derecha nos indica el valor relativo de cada una.
 

Redonda
Blanca
Negra
Corchea
Semicorchea
Fusa
Semifusa
 
 
1
2
4
8
16
32
64
1/2
1
2
4
8
16
32
1/4
1/2
1
2
4
8
16
1/8
1/4
1/2
1
2
4
8
1/16
1/8
1/4
1/2
1
2
4
1/32
1/16
1/8
1/4
1/2
1
2
1/64
1/32
1/16
1/8
1/4
1/2
1
 

Los silencios

Los silencios son los signos que indican la interrupción momentánea del sonido. Como las figuras, son siete, y su valor relativo es el mismo. Son los siguientes:
 

Silencio de Redonda
Silencio de Blanca
Silencio de Negra
Silencio de Corchea
Silencio de Semicorchea
Silencio de Fusa
Silencio de Semifusa

El puntillo y la ligadura

Tanto el puntillo como la ligadura representan formas de prolongar el sonido de una nota. El primero se representa con un pequeño punto a continuación de la nota, y hace que ésta valga una vez y media su valor normal. La ligadura une gráficamente dos figuras (que deben representar el mismo sonido) indicando que se las tome como una sola, cuyo valor es la suma de ambas.

Las claves

El signo que fija el nombre y la entonación de las notas se llama clave. La clave se escribe al empezar el pentagrama. Hay siete claves (clave de do, de re, de mi, de fa, de sol, de la y de si), pero la más común es la clave de sol. La nota que se encuentra en la misma línea que la clave toma su nombre y sirve para conocer el nombre de las demás, ya sea subiendo o bajando en escala. El pentagrama de abajo nos muestra la clave de sol y los nombres de las notas en esa clave.

Los compases

El compás es la división de la música en partes iguales. Cada compás está separado por una línea divisoria que corta perpendicularmente el pentagrama, tal como lo muestra el ejemplo de abajo.
 


El conjunto de notas y silencios que está entre cada una de estas líneas divisorias forma un compás. El compás se subdivide en partes iguales, a las que llamamos tiempos; en cada compás puede haber dos, tres, cuatro o más de ellos. La cantidad y el tipo de partes se expresa mediante un número fraccionario, con su correspondiente numerador y denominador. El numerador (la cifra de arriba) indica la cantidad de figuras que entran en cada compás, mientras que el denominador (la cifra de abajo) indica cuál es el tipo de figura utilizado, de acuerdo a la tabla de al lado.
2
Blanca
4
Negra
8
Corchea
16
Semicorchea
32
Fusa
64
Semifusa

O sea, el compás de cuatro cuartos (4/4) admite cuatro negras por compás. Este es el más común, aunque cae de maduro que no es el único. Otras combinaciones pueden ser seis octavos (6/8), que admite seis corcheas, o dos cuartos (2/4), que admite dos negras. Que no se entienda mal: esto no quiere decir que los compases estarán compuestos exclusivamente de la figura a la que se refiere el denominador. Puede haber figuras y silencios de cualquier tipo, siempre y cuando el tiempo total que sumen en conjunto sea equivalente al que corresponde al compás. La notación del compás se expresa al principio del pentagrama, luego de la clave.

Las alteraciones

Se llama alteraciones a los signos que se utilizan para variar la ubicación de las notas. Son cinco:
 

Sostenido
Sube el sonido un semitono
Bemol
Baja el sonido un semitono
Doble sostenido
Sube el sonido dos semitonos
Doble bemol
Baja el sonido dos semitonos
Becuadro
Anula el efecto de las otras alteraciones

Hay dos tipos de alteraciones: las propias y las accidentales. Se llama propias a las que se colocan al principio del pentagrama y alteran todas las notas de igual nombre en todo el pentagrama; se llama accidentales a las que se colocan delante de una nota y alteran las de igual nombre que se encuentran después de ésa en el espacio de un compás.

Los grados o sonidos inmediatos en orden de escala

La distancia entre dos notas inmediatas no es siempre la misma. La que existe entre Do-Re, Re-Mi, Fa-Sol, Sol-La y La-Si es la mayor que hay entre ellas, y recibe el nombre de tono. La que existe entre Mi-Fa y Si-Do es la menor, y se la denomina semitono: equivale a la mitad del tono. Hay dos clases de semitonos: el cromático (se produce con el mismo grado, como Fa-Fa#) y el diatónico (se produce entre dos grados, como Mi-Fa o Fa#-Sol).



Bibliografía utilizada

  • León Vicente Gascón, Método para guitarra (Libro 1), Editorial Ricordi. 1936, Buenos Aires, Argentina.

Reproducido con permiso de www.cancionero.com.ar


www.guitarraonline.com.ar
Webmasters: Pablo
Marcelo Roascio mroascio@guitarraonline.com.ar
Publicidad: Laura Goldar lauragoldar@gmail.com

Volver al Home contacto Foro Wiki buscar