Tests de este mes Tests anteriores Revista Todo Guitarra y Bajo

Yamaha SessionCake


¿Es un mezclador personal de práctica? ¿Es un elemento para que los músicos ensayen o practiquen de forma silenciosa? ¿Es una herramienta útil para las escuelas de música? Todo esto y más, en la nueva cajita musical de Yamaha.

Para practicar, estudiar o hasta componer. Para zapar con amigos. Para escuelas de música. La nueva solución de Yamaha para éstas y otras situaciones musicales se llama SessionCake.

El SessionCake viene en dos versiones, el SC-01 y el SC-02. Mientras que el primero trae entrada de instrumento para guitarra, bajo, teclado o batería electrónica, el segundo incluye dos entradas tipo plug para señales estéreo (der-izq) y entrada balanceada XLR para micrófono, además de un control de ganancia para mics dinámicos.

Ambos SessionCake traen salida auxiliar tipo miniplug estéreo para conectar un smartphone o iPhone, un switch marcado Mute-Direct para cuando se usa alguna app con efectos, una salida tipo miniplug estéreo individual de auriculares, y dos más (Chain) para conectar en cadena hasta ocho SessionCake.

En el frente, tanto el SC-01 como el SC-02 presentan cuatro controles: Me (volumen del instrumento o micrófono conectado a la entrada que no afecta a otros músicos), Input (volumen de entrada que sí afecta a otros músicos), Pan (la posición del instrumento o mic de la entrada en la imagen estéreo), Phones (control de nivel de los auriculares). El SessionCake se alimenta con dos pilas AA, y sus dimensiones es de 10 x 10 x 4 cm. aproximadamente.

Si bien hoy por hoy, todo parece pasar ya sea por el celular o por la computadora, existen muchas situaciones donde estos dos elementos no son lo más práctico de usar, hablando siempre del campo musical. Una práctica silenciosa en medio de la noche; una juntada a zapar en lo de un amigo, cuyos padres o vecinos tienen el sueño liviano; una clase grupal en una escuela de música; organizar un ensayo usando auriculares con otros músicos que posean el SessionCake; etc, etc…

La ausencia de pantallas y submenúes hacen que el manejo del SessionCake resulte ultra sencillo. Y para simplificar aún más la cosa, Yamaha prefirió una conexión de audio para trabajar con la tablet o el iPad o el celu, en vez de funcionar como interfase de audio Midi o USB, por ejemplo.

Un producto como éste, debido a su función específica, tiene que tener un audio transparente, puesto que su propósito es el de gestionar las distintas señales que se le conectan a sus entradas. Y ciertamente que Yamaha dio en el clavo en este departamento.

Practicidad y simplicidad de uso son las claves del SessionCake, y con ésto en mente, representa un accesorio muy conveniente para las distintas situaciones que a diario se le presentan al músico.



Importa y distribuye:
Yamaha Music Latin America SA
www.facebook.com/pasionyamaha

 

www.guitarraonline.com.ar
Webmasters: Pablo pablo@guitarraonline.com.ar
Marcelo Roascio mroascio@guitarraonline.com.ar
Publicidad: Laura Goldar lauragoldar@gmail.com