Tests de este mes Tests anteriores Revista Todo Guitarra y Bajo

Carl Martin
Octa-Switch MK3


100 x 100% analógico y muy fácil de usar, este switcher resulta ser en una herramienta muy útil al momento de combinar en vivo el uso de distintos pedales de efecto.

Ok, tenés ocho pedales de efecto en tu pedalera. Usás varias combinaciones de estos pedales en varias canciones, pero no sos bueno “…bailando tap”. Encima, te pasó de pisar una o dos veces el pedal de distorsión ultra-metal en un cover de Soda Stereo. Ya viste los controladores digitales de efectos que usan algunos guitarristas pero… como decía Tusam, puede fallar. Acá entra en escena el Octa-Switch MK3 de Carl Martin. Veamos en detalle para qué sirve y cómo funciona.

Muy sintéticamente, el Octa-Switch consiste en ocho loops de efectos con sus respectivos send & return, como los que traen los amplis en su parte posterior. De esta forma, los ochos pedales de efecto de nuestra pedalera se conectan a estos ocho loops o bucles de efectos, como dirían los españoles. Atenti, que todos los pedales tienen que estar siempre encendidos. Pero ojo, ya que al no estar conectados en serie –uno después del otro sino de forma independiente al Octa-Switch- no existe degradación de la señal original.

Si miran detenidamente la foto, van a ver que encima de cada footswitch existe una serie de ocho pequeños DIP switches. Supongamos que al pisar el footswitch Nº 1 queremos que suene nuestro chorus y nuestro delay, los cuales están conectados a los loops 3 y 6 respectivamente. Entonces, lo que hacemos es activar los DIP switches 3 y 6. ¡Listo! Al apretar el footswitch Nº 1 van a sonar juntos el chorus más el delay.

Si cuando apretamos el footswitch Nº 2 queremos usar el distortion que está conectado al loop 1, junto con el delay del loop 6 y el phase del loop 4, simplemente activamos los DIP switches 1, 4 y 6. Fácil ¿no? Acá no existen ni la programación Midi, ni los parámetros misteriosos, ni los menúes interminables, ni nada que se le parezca. Por lo tanto, no existe probabilidad de falla cuando estamos en una situación de vivo. ¿Será por eso que capos como Walter Giardino usan un Octa-Switch MK3 de Carl Martin en su pedalera?

Todos los send & return del Octa-Switch MK3 de Carl Martin son true-bypass, sin impedancia, con relays dorados para que se pueda ejecutar cualquier tipo de pedal sin problemas. Luego, al encender o apagar los mini-switches numerados en cada uno de los ocho interruptores del banco DIP, uno determina qué efectos desea usar simultáneamente en cada programa. Hay un LED azul para cada ciclo de efectos utilizado, y también para cada banco. Por lo tanto, una vez que esté todo programado, al pisar el footswitch Nº 6 vas a ver las luces de todos los efectos que se asignaron a ese programa, y al LED del banco 6.

El Octa-Switch versión MK3 también incorporó un noveno interruptor en el lado izquierdo de la caja, llamado Bypass. Esto permite evitar por completo los ocho pedales, y usar el sonido directo de la guitarra al amplificador. También existen dos jacks de conmutación externa (Ext.1 – Ext.2) que permiten usar dos amplificadores, y/o cambiar de canal en esos amplificadores. Esto último se programa con los DIP switches llamados Ext.1 y Ext.2, y se suma a los programas con efectos que ya tenemos seteados en el Carl Martin. El MK3 incluye una entrada mono con opción Buffer, y una salida estéreo (L&R). La unidad se alimenta con una fuente externa de 9V.

La simplicidad mecánica del Octa-Switch MK3 es genial. El manejo 100 x 100% intuitivo permite que cualquiera pueda usarlo, sin necesidad de consultar el manual. ¡Y eso está buenísimo! En una era donde los switchers de efectos llegan, en muchos casos, a ser tan complicados como las pedaleras multiefecto digitales, la filosofía de Carl Martin nos dice: lo que ves es lo que tenés.



Importa y distribuye: Musical La Fusa www.distribuidoralafusa.com.ar

 

www.guitarraonline.com.ar
Webmasters: Pablo pablo@guitarraonline.com.ar
Marcelo Roascio mroascio@guitarraonline.com.ar
Publicidad: Laura Goldar lauragoldar@gmail.com